PRESENTACIÓN

EXPOSICIÓN    

AUTORRETRATOS Y RETRATOS DE FAMILIA

TEMAS RELIGIOSOS

PAISAJES

ESCENAS DE CAZA Y ANIMALES

DESNUDOS Y TEMAS LIBRES

RETRATOS

INFORMACIÓN
La gran novia judía
Aguafuerte, punta seca y buril
221x170 mm
BNF, Estampes, Rés. Cb. 13a. W.B. 340-2, 5

El recorrido propuesto en la exposición quiere poner de manifiesto la constante búsqueda y experimentación de Rembrandt en el campo del grabado, mostrando en muchos casos todo el proceso de creación de una imagen a través de las pruebas que el artista iba estampando para comprobar el estado de su trabajo sobre la plancha. Un ejemplo muy claro es la estampa con el retrato de Saskia, la mujer del artista, llamada La gran novia judía. En los primeros estados sólo está grabada la parte superior de la imagen en la que destaca el rostro de la joven, cuidadosamente modelado y rodeado por una cabellera sedosa y abundante. Su sombra se refleja en la pared del fondo. En el 5º y último estado, la imagen es mucho más solemne. Las magníficas vestiduras están grabadas con todo cuidado para diferenciar la camisa de fina tela de la capa de piel y el vestido de muaré.

 

 

Rembrandt –sin duda uno de los grabadores más grandes de todos los tiempos– dibujaba directamente sobre el barniz que cubría las planchas con una punta de grabar, a menudo sin boceto previo y, una vez que con la mordida del aguafuerte había conseguido crear la imagen, la retocaba y completaba con la punta seca y el buril. También estampaba pruebas con tintas y papeles diferentes, hasta lograr asombrosos efectos lumínicos, espaciales y compositivos y, de esta manera, profundizar en su significado simbólico.


Página anteriorPágina inicialPágina siguiente