Saltar al menú principal
Saltar al contenido

Carreño nunca antes visto

18/05/2017

“La muestra ha supuesto enseñar la colección de la Biblioteca Nacional de España de la obra de Carreño junto a otros trabajos únicos de instituciones nacionales y extranjeras que nos dan una idea de este magnífico momento del arte español”, ha señalado la directora de la Biblioteca Nacional de España, Ana Santos Aramburo, durante la presentación de la exposición Carreño de Miranda. Dibujos, en la BNE. “Supone una labor de investigación y digitalización que va a marcar un antes y un después”.

José Luis Colomer, director del Centro de Estudios de Europa Hispánica, que coorganiza la muestra con la BNE, ha asegurado que, “como de costumbre, por estas fechas, inauguramos una exposición de dibujo antiguo español en la BNE. Si hace dos años fue la de Carducho y el año pasado la de Ceán Bermúdez, éste dedicamos la atención por primera vez a Carreño, que no es solo un sucesor de Velázquez como pintor de la Corona”.

Cristina Agüero, comisaria de la muestra, apunta que la “BNE es el lugar idóneo para acoger esta exposición por el fondo de dibujos que se conserva de Carreño. No solo supone mostrar las principales piezas del autor como dibujante, sino una faceta del pintor desconocida”. 

Agüero declara que “buena parte de su trayectoria transcurrió como pintor de la Corte de Felipe IV y fue Velázquez quien marcó un punto de inflexión en la trayectoria del pintor cuando en 1659 le encargó que colaborara en la realización de los frescos del Salón de los Espejos del Alcázar. También, Carreño tuvo una amplia producción como pintor religioso y colaboró con Francisco Rizi en, por ejemplo, la cúpula de la iglesia de San Antonio de los Alemanes, en Madrid”.

En un recorrido por la exposición, la comisaria manifiesta que “comienza con el primer dibujo de Carreño en 1646 y finaliza con su testamento en 1685. Entre sus facetas desconocidas, podemos ver la de elaboración de retratos para joyas o de un óleo sobre mármol, y aspectos más conocidos como su labor como pintor del rey (1669) y más tarde pintor de cámara (1671) de Carlos II”. 

La exposición estará abierta desde el viernes 19 de mayo al 10 de septiembre, en la Sala Hipóstila de la Biblioteca Nacional de España. Asimismo, el 25 de mayo se realizará una presentación en torno a la muestra, dirigida por la comisaria y el jefe del Departamento de Dibujos y Estampas del Museo Nacional del Prado, José Manuel Matilla.