Saltar al menú principal
Saltar al contenido

Azorín, William Parish, el Premio Adonáis y la edición digital de textos

28/11/2017

El homenaje a Azorín en el 50 aniversario de su muerte, una Jornada sobre edición digital, William Parish y el Circo Price, y una conferencia sobre Selma Lagerlöf son algunas de las actividades de la Biblioteca Nacional de España en el mes de diciembre.

El presidente del Patronato de la BNE, Luis Alberto de Cuenca, y José Payá, director de la Casa Museo Azorín, intervendrán en un acto homenaje al escritor alicantino cuando se cumplen cincuenta años de su fallecimiento. Azorín, precisamente, fue presidente del Patronato de la BNE y asiduo visitante de la institución. El evento tendrá lugar el 12 de diciembre a las siete de la tarde.

Ese mismo martes se inaugurará la muestra bibliográfica José Martínez Ruíz "Azorín" (1873-1967): "Clásico y moderno", que estará abierta hasta el 20 de enero de 2018. Se recordará el legado del escritor, miembro de la Generación del 98, compuesto por más de 140 libros, 400 cuentos y 5.500 artículos, en los que plasmó una visión melancólica de un mundo que siempre pareció observar desde la distancia, como si procediera de otra época.

Un día antes, el lunes 11, se celebrará la Jornada La edición digital de textos: estado actual y perspectivas para analizar cómo se están desarrollando diversos proyectos de este campo. El acto invita a exponer y reflexionar sobre qué se entiende por edición digital y qué papel pueden jugar las instituciones culturales, especialmente la BNE, en este nuevo contexto.

Conferencias sobre William Parish y Premio Adonáis de Poesía

Otro homenaje, el miércoles 13 a las 19 horas, recuerda el centenario del fallecimiento de William Parish, impulsor del antiguo Circo Price de Madrid, ubicado en la Plaza del Rey, y desde 1880 a 1970 epicentro de la vida circense y espacio escénico versátil impregnado de historia.

El viernes 15, a las 12.30 horas, se proclamará y entregará el 71 Premio Adonáis de Poesía en lengua castellana. Creado en 1943 (un año antes que el Premio Nadal), toma su nombre de la colección del mismo nombre que, en la editorial Biblioteca Hispánica, dirigía Juan Guerrero Ruiz, gran amigo de Juan Ramón Jiménez, y José Luis Cano, quien dirigió la colección durante más de veinte años. En 1946, la colección pasó a manos de Ediciones Rialp, que la mantiene hasta la actualidad.