Saltar al menú principal
Saltar al contenido

La música de los guateques también se encuentra en la Biblioteca Nacional

23/07/2019
Carátulas de discos

“Coge tu sombrero y póntelo, vamos a la playa calienta el sol. Un rayo de sol oh oh oh, me trajo tu amor. Amarillo el submarino es. Yo sé que este verano te vas a enamorar, te vas a enamorar”, en cuanto empezaban a sonar los primeros compases de esas canciones se les iban los pies a la juventud moderna de los años 60 y 70. Era la música de los guateques que dejaban atrás la copla para abrazarse al rock y a lo más “ye ye”, la música de los que hoy son padres y abuelos y que, al igual que los grandes textos del Siglo de Oro español, se conservan en Biblioteca Nacional.

La BNE no solo alberga libros, periódicos, revistas, mapas o grabados sino también documentos sonoros (casetes, cartuchos y discos de vinilo) que proceden en su mayor parte de la Ley de Depósito legal y que reflejan los gustos musicales que las sociedad demanda en cada momento. Hablar de los gustos musicales de la sociedad de los años 50 y 60  principios de los 70 es hablar de las música de los hoy veteranos, quienes se reunían en las casas y montaban un guateque donde escuchaban desde la música de los Diablos hasta la de los Mustang.

La Biblioteca Nacional alberga muchas de estas grabaciones recogidas tanto en casete, cartucho y vinilo; además de dos reproductores o pick-up que se transportaba de casa en casa para poder pinchar los discos de forma cómoda allí donde se celebraba el guateque. En los 60 no había discotecas solo se necesitaba un pick-up y un poco de espacio para celebrar esas fiestas donde encontraron nuestros mayores su primer amor y su primer rechazo. A España llegaron tarde los primeros vinilos  que aparecieron hacia 1953 y desde 1959 con la ley de Depósito legal ingresaron en la Biblioteca de forma sistemática.  En aquellos años poseer una gramola, término con el que se conocía el aparato reproductor de aquellos discos al principio, reminiscencia de los abuelos, era todo un lujo. Y sólo a mitad de los 60 fue poco a poco popularizándose. Entre los grupos que se escuchaban están los Pekeniques, grupo musical español que nació en 1959 y que recientemente ha celebrado sus 50 años de creación. Integrado por cantantes y músicos españoles, colombianos y filipino, estaba formado por algunos alumnos del Instituto Maeztu de Madrid, liderados por los hermanos Alfonso y Lucas Sainz.

Poniéndonos en situación estamos entre los últimos años de la década de los 50 y principios de los 60. Lo que se escuchaba en la radio era la copla y música ligera en general, por eso estos nuevos grupos emergentes conquistaron poco a poco a la juventud con un género llamado rock. Por eso en los guateques se empezaron a escuchar a grupos como Los Sirex y los Mustang (de los que se encuentran documentos en la Biblioteca en casete y vinilo) hasta lo Pekenikes. Entre la música que se encuentra grabada y recogida en los depósitos de la Biblioteca Nacional están los más escuchados en el momento como es “La Chica yeye - Conchita Velasco”, “ Cuéntame” de  Fórmula V, “Las flechas del amor” de  Karina, “Estando contigo” de Conchita Bautista, “Si yo tuviera una escoba” de Los Sirex, “Quince años tiene mi amor” del Dúo dinámico, “Anduriña” Juan y Junior, “Un rayo de sol” de los Los Diablos, “Lo chicos con las chicas” de los Los Bravos, “Flamenco” de Los Brincos, etc.

Y como en el Guateque del Dúo Dinámico, después de tanto sol y playa… “El final del verano llegó y tu partirás. Yo no sé hasta cuando este amor recordarás”.
 

Información relacionada