Saltar al menú principal
Saltar al contenido

Fallece la científica Margarita Salas

07/11/2019
Fotografía de Margarita Salas

La bioquímica Margarita Salas (Asturias, 1938), una de las científicas más destacadas en su campo a nivel internacional, ha fallecido este jueves a los 80 años en Madrid, tal y como ha confirmado el CSIC en un comunicado.

Salas fue presidenta del Real Patronato de la Biblioteca Nacional de España desde febrero de 2010 hasta octubre de 2015.

Entre sus grandes descubrimientos está la patente de la ADN polimerasa Phi29, una enzima muy importante por su capacidad para producir copias genéticas de forma precisa partiendo de rastros escasos, como por ejemplo, una simple gota de sangre. Este descubrimiento fue pionero y básico en la replicación del ADN, y supuso toda una revolución no solo en el ámbito más teórico de la ciencia, también en otros más prácticos como el de la medicina forense o las terapias génicas.

Fue profesora honoraria del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa hasta ahora, ha sido la primera en presidir el Instituto de España, la primera española en ingresar en la Academia de las Ciencias de EEUU y la primera científica en entrar en la Real Academia Española de la Lengua, por citar sólo algunos de sus logros. Además, fue la primera mujer en recibir la Medalla Echegaray, otorgada por la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. Y aún hubo muchos más reconocimientos a una trayectoria excelsa: el último premio lo recibió hace apenas unos meses, en junio. La Oficina de Europea de Patentes reconocía a Salas en la categoría de «Logros a toda una vida», así como el jurado popular, que también la elegía como la mejor inventora de 2019.


Discípula de Severo Ochoa

Nacida en Canero, Asturias, su padre, médico de profesión, alentó su pasión por las ciencias. A los dieciséis años se trasladó a Madrid para realizar las pruebas de acceso de Química y Medicina, ingresando en la facultad de Químicas. El verano de 1958 conoce a Severo Ochoa, quien tendría una gran influencia en su carrera y la orienta hacia la bioquímica. Bajo su batuta realizará el mayor logro de su carrera, la amplificación del ADN, cuya patente será la más rentable del CSIC hasta la fecha.

Margarita Salas cuenta en su curriculum vitae con más de trescientas cincuenta publicaciones en revistas o libros internacionales y unas diez en medios nacionales. Es, además, poseedora de ocho patentes, y ha realizado unas cuatrocientas conferencias.

Margarita Salas es, sin duda, una de las figuras imprescindibles de la historia de nuestra ciencia. No sólo su investigación ha sido fundamental para entender un poco más cómo funciona el virus phi 29, sino que también es autora de la que por ahora es la patente más rentable en España. Resulta curioso pensar en que un pequeño virus, invisible para nuestros ojos, puede ser tan trascendente para la economía y la investigación. La científica asturiana ha logrado demostrarlo gracias a su trabajo infatigable.


Presidenta del Patronato de la BNE

Margarita salas se sentía “orgullosa de presidir el Real Patronato de la BNE. Soy consciente del valor que para la cultura española tiene esta institución”.

La científica fue una mujer muy comprometida con la Biblioteca Nacional “No son muchos los países que pueden contar con una Biblioteca Nacional como la nuestra, producto de la riqueza de nuestra propia historia, que a lo largo de los siglos ha producido manifestaciones culturales que hoy siguen siendo referencia internacional en todos los ámbitos de la creación y del conocimiento. Bellos códices miniados, ejemplares incunables, las manifestaciones de nuestro Siglo de Oro, el genio musical de Barbieri, la genialidad de Goya o Velazquez, representaciones cartográficas, manuscritos científicos y literarios… en definitiva nuestra historia, nuestra cultura, aquello que nos diferencia, lo que nos permite avanzar, y aquello que debemos preservar para construir una sociedad mejor”, dijo durante la celebración de los 300 años de la BNE.

“Todos aquellos que trabajamos en la investigación científica sabemos lo que significa la transmisión del saber. Sin ello no resulta posible el desarrollo. Los avances se producen porque se mejora algo que ya existe y este saber contribuye al avance de la ciencia”.