Saltar al menú principal
Saltar al contenido

Historia de la colección

Archivo de la Palabra

El Archivo de la Palabra se creó para controlar, mantener y difundir los documentos sonoros que registran la palabra hablada. La colección se divide en dos grandes bloques, según la procedencia de sus documentos: la edición comercial, que ingresa en la Biblioteca por el depósito legal, la compra y los donativos, y los documentos generados por la grabación de los actos culturales celebrados en la Biblioteca Nacional de España.

La historia de la colección se remonta al año 1950 cuando, procedentes del desaparecido Archivo de la Palabra del Centro de Estudios Históricos, dirigido por Menéndez Pidal, se recibieron en la Biblioteca veinticuatro discos de pizarra con grabaciones realizadas entre 1931 y 1933, con el registro de las voces de Azorín, Juan Ramón Jiménez, Pío Baroja y Santiago Ramón y Cajal, entre otras personalidades españolas. En 1958 el Archivo se incrementó con la donación, por parte de la casa Odeón - Voz de su Amo, de tres nuevos discos, uno con la voz del rey Alfonso XIII y dos con la del general Primo de Rivera.

En los años sesenta, el Ministerio de Educación y Ciencia recuperó la idea de crear un Archivo de la Palabra de la cultura española, recopilando grabaciones y publicando una nueva colección de treinta cintas de casete, con voces originales de diversas personalidades de las letras, las ciencias y la política. Prueba evidente del interés suscitado por este tipo de proyectos fue la reedición del archivo creado por Menéndez Pidal en dos ocasiones: en 1990 apareció en disco de vinilo y, finalmente, la Residencia de Estudiantes lo publicó nuevamente (1998) en forma de libro que incluía dos discos compactos con todos los textos y voces originales. 

La colección del Archivo de la Palabra no ha dejado de incrementarse con los documentos recibidos a través del depósito legal, pero no habría alcanzado el volumen e importancia actuales sin el fuerte impulso que supuso la grabación sistemática de los actos culturales celebrados en el Salón de Actos de la Biblioteca (recitales de poesía, presentaciones de libros, ciclos de conferencias, mesas redondas, etc.). Estas actividades empezaron a registrarse de forma regular a partir de los años setenta, como resultado de la política cultural de la Biblioteca llevada a cabo por D. Hipólito Escolar y D. Manuel Carrión, director y subdirector respectivamente, una iniciativa que se ha mantenido viva hasta la actualidad. 

En lo que se refiere a adquisiciones recientes, cabe señalar la incorporación de 53 cilindros de cera para fonógrafo con grabaciones sonoras no musicales realizadas entre los últimos años del siglo XIX y primeros del XX, que incluyen grabaciones de chistes y un curso a distancia de español para extranjeros, publicado en Estados Unidos en 1905. Desde el año 2006 también han ingresado por compra importantes colecciones de discos de vinilo con las voces de escritores hispanoamericanos: Gabriel García Márquez, Ernesto Sábato, Nicolás Guillén, Pablo Neruda, etc.