Biblia hebrea, s. XV.

 

362 folios. Pergamino.

La masora, listas de anotaciones y cómputos de palabras y versículos bíblicos realizadas por los masoretas entre los siglos VII y X, fue uno de los medios por el que la tradición judía se aseguraba la copia exacta de los códices bíblicos. En la tradición sefardí, algunas listas se copiaban de manera independiente al inicio y al final del códice.

Biblioteca Nacional de España. Ms. 5466.