Saltar al menú principal
Saltar al contenido

Sic vos non vobis: 150 años de Archiveros y Bibliotecarios

1931–1973: La hora de la cultura popular

El epígrafe, como es natural y con cierta misericordia, simplifica y parte del convencimiento de que la historia del Cuerpo no pertenece como tal a la historia política, aunque no pudo crecer ajena a ella. El Cuerpo fue objeto y sujeto de una biblioteconomía militante y se vio histórica y simultáneamente partido en dos.

El D. 19. 05. 1932 sobre Estructura y misión del Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos, firmado por el Presidente Niceto Alcalá-Zamora y por el Ministro Fernando de los Ríos, además de una excelente muestra de buen pulso político y de comprensión de los problemas, constituye un documento llamado a permanecer. La presencia de lo social, “de los intereses generales de la cultura nacional”, la aparición, por primera vez de la preocupación por una ética profesional, la afirmación de las tres ramas con su propia puerta de acceso, la llamada a las demás administraciones a compartir el interés por servir a la cultura por esta vía, la invitación a la comunicación mutua y a la cooperación, la recreación de la Junta Facultativa como garantía normativa y, a fin de cuentas, la presencia estatal abrían nuevos tiempos.

Pero sucedieron muchas otras cosas y las dos partes dieron muestra de una voluntad intervencionista, de posturas voluntaristas ante las necesidades populares, de afirmar lo burocrático frente a lo técnico y de darse de bruces con la carencia de medios económicos suficientes y de una sociedad con exigencias y hábitos culturales.

La Ley del 13 de marzo de 1973 ponía fin a una época, al crear el Cuerpo Facultativo de Conservadores de Museos que era una nueva profesión frente a la unidad de la que formaba el viejo Cuerpo. Por otra parte –la Junta Facultativa había pasado ya a llamarse Junta Técnica– la “profesionalidad” de los Cuerpos había comenzado ya a resquebrajarse a favor de la burocratización o “funcionarización” de los mismos.