Saltar al menú principal
Saltar al contenido

Mesas redondas y conferencias

Ópera Cinco horas con Mario

Gráfica de la exposición de Miguel Delibes

©FUNDACION ALBERTO SCHOMMER. VEGAP Madrid 2020.

Cinco horas con Mario de Miguel Delibes es uno de esos libros fundamentales que todos los españoles han leído. Y quien no, al menos, ha visto la obra de teatro. Cuando Jorge Grundman decidió́ acometer la difícil tarea de convertirla, además, en ópera, era muy consciente del reto al que se enfrentaba, pero también estaba seguro de que la suya era una lectura distinta de las que se conocían hasta el momento.

El monólogo de Carmen Sotillo en la ópera es más un diálogo, un balance y una confesión, que sigue siendo un extraordinario documento de esa España de los años sesenta del siglo pasado en Valladolid, una ciudad de provincias, a la que aún, probablemente, no habían llegado Los Beatles. En la ópera, Grundman plantea con humor cómo esta niña tan bien criada para conservar las apariencias y para ser esposa, florero y madre, se casa con ese progresista intelectual que es Mario, quien rehúsa a tener coche para no molestar a la clase obrera.

Carmen le habla a su marido por todas las veces que no le habló y se desnuda, finalmente, como esa mujer que no se siente preparada, porque tampoco fue educada para eso, para defenderse sola ante la vida, dándole una visión compleja y con más profundidad de campo, cuando entiende que en la vida no solo es necesario tener la comida lista y mantener a los niños limpios y planchados. Lo que propone Grundman se inclina más a una tragicomedia, con un coro, que es más bien un corifeo, con momentos expansivos llenos de risa, muy al contrario de la obra de teatro, redimensionando con ingenio la novela de Delibes.

Con esta nueva óptica de Cinco horas con Mario, el compositor sostiene una tensión que se estira y recoge durante casi dos horas en los que el espectador no se puede desconectar. Tiene una estructura musical consonante, similar a la de la Pavana para una infanta difunta, de Maurice Ravel, en la que están presentes pocos metales, cuerdas y algo de percusión, además de la soprano y el coro.

En este acto se interpreta el segundo acto de la ópera por parte de Maite Maruri, mezzosoprano; Josu Okiñena, pianista; y el Coro de El Molino. A continuación intervendrán el compositor Jorge Grundman y el crítico musical Juan Ángel Vela del Campo.

Información práctica

  • Miércoles 15 de abril de 2020 a las 19:00h

  • Salón de actos. Entrega de entradas desde las 18 h. hasta completar aforo. Máximo dos entradas por persona.

Organiza:

Biblioteca Nacional de España Centenario Miguel Delibes Fundación SGAE OE365

Información relacionada