Saltar al menú principal
Saltar al contenido

Figuras de su entorno recuerdan a José Luis Sampedro en la BNE

01/02/2017
Homenaje a José Luis Sampedro

“Al leer a Sampedro tenemos la posibilidad de rejuvenecernos, reencontrarnos y revivir”, ha declarado Emilio Lledó, filósofo y amigo de José Luis Sampedro, en el homenaje que ha tenido lugar esta mañana en la Biblioteca Nacional con motivo del centenario del nacimiento del autor.

Carlos Berzosa, quien fue su amigo y su alumno, lo ha descrito como una persona con gran habilidad oratoria, que escribía muy bien los libros de economía, y como un hombre muy imaginativo, con gran capacidad didáctica y de improvisación, erudito, culto y muy inteligente. Dentro de su faceta como profesor, ha resaltado que “con él aprendías a romper los esquemas establecidos, nos provocaba a la reflexión y al pensamiento”.

En la mesa redonda también ha participado Olga Lucas, escritora y quien fuera su compañera, quien ha agradecido la participación de los otros dos ponentes: “ellos dos son como el sustituto de Sampedro, los dos juntos son lo más parecido a las charlas que daba él”.

Lledó también ha relacionado el aspecto económico de los estudios de Sampedro con la filosofía de Aristóteles, destacando que el primero “trabajó en el nivel económico hacia los ideales que constituyen la esencia humana” y ha declarado que “siempre que se lee a alguien, sea Sampedro, Nietzsche o Cervantes, se da una explosión de vida y se abre una posibilidad de diálogo”.

Desde el punto de vista académico, los tres participantes han hablado sobre la importancia de la educación en las Universidades, labor que compartían con el escritor. Berzosa ha afirmado que “la Universidad está bastante muerta” y Lledó ha querido recordar el acercamiento de Sampedro a los centros educativos: “se trataba de una de las personas más influyentes que ha creado la cultura”. Por último, Lucas ha recalcado el don que tenía para hablar con los estudiantes y su capacidad de conectar con la juventud: “tenía autenticidad y compromiso con la vida”. “Sampedro tiene que estar en los institutos y en las bibliotecas”, ha concluido.

El homenaje al humanista y economista se complementará con una lectura de sus textos a mano de sus lectores, que tendrá lugar esta tarde a las 19:00, y una muestra bibliográfica de los libros que han marcado su vida, que estará abierta en la antesala del Salón de Lectura hasta el día 16 de abril.