Saltar al menú principal
Saltar al contenido

Daniel Hernández: “Scripta acerca a los visitantes de la BNE a la Universidad de Salamanca”

03/05/2017
Margarita Becedas, Ana Santos y Daniel Hernández

"La Biblioteca Nacional acoge una exposición única: Scripta, con la que arrancan los actos de celebración del VIII centenario de la Universidad de Salamanca, una de las instituciones más valiosas y ricas de España", ha declarado Ana Santos, directora de la BNE, en la rueda de prensa de presentación de la exposición.

El rector de la Universidad de Salamanca, Daniel Hernández Ruipérez, ha afirmado que "no es un secreto que la Universidad de Salamanca tiene un importante patrimonio cultural fruto de 800 años de vasto legado en el que el libro tiene un papel protagonista". Además, ha transmitido el objetivo principal de la muestra: "acercar a los visitantes a la universidad española a través de los libros para que descubran cómo eran la universidad y el mundo hace siglos".

Por su parte, Margarita Becedas, comisaria de la exposición y directora de la Biblioteca General Histórica de la Universidad de Salamanca, ha afirmado que dicha institución, fundada en 1254, "es la Biblioteca más antigua de España y de las más antiguas de Europa, fiel reflejo de las actividades de las personas que aprendieron en sus aulas e hicieron historia". Becedas ha calificado la exposición de "breve pero compleja, intensa y variada cuyo objetivo es que el visitante pueda disfrutar de los 23 manuscritos que en ella se recogen y conocer la Universidad de Salamanca y los 500 años de historia del libro manuscrito".

Scripta. Tesoros manuscritos de la Universidad de Salamanca, que será inaugurada mañana por los Reyes de España, es una muestra de 23 obras de las más de 2.800 que alberga la Biblioteca General Histórica de la Universidad de Salamanca.

La exposición admite dos niveles de lectura: el primero, más genérico y didáctico, proporciona una visión global de la historia del libro manuscrito en nuestro ámbito geográfico; el segundo nivel, más específico, indaga en la formación y características singulares de la colección salmantina.

A partir de dos obras que representan los inicios de la Universidad de Salamanca, los ejemplares deambulan por la historia del manuscrito europeo, desde los códices medievales visigóticos hasta los manuscritos coetáneos de la imprenta.

Además de realizar este itinerario histórico del libro manuscrito, la exposición pone de relieve algunas de las principales características de la colección salmantina.

En primer lugar, su variedad temática, con obras que exceden las enseñanzas universitarias de la época, sin limitarse a los autores o títulos que la normativa universitaria consideraba lecturas obligatorias para las distintas facultades. Un abanico de materias que recoge desde esperables tratados de carácter teológico, filosófico o jurídico en latín hasta obras literarias y científicas en castellano.

La segunda particularidad que puede rastrearse es la relativa a las diversas procedencias que han ido moldeando la colección. En este sentido, encontraremos libros adquiridos o escritos por y para la Universidad, también donaciones de bibliotecas particulares de catedráticos o estudiantes, e incluso colecciones nacidas y desarrolladas en otras instituciones. "Respecto a estas últimas, dos son las procedencias que Salamanca comparte con todas las universidades clásicas españolas: los libros provenientes de los colegios de la Compañía de Jesús de cada provincia –en este caso el Colegio Real de la Compañía en Salamanca--, depositados en las bibliotecas universitarias tras la expulsión de la orden de los territorios españoles en 1767, y los libros de conventos y monasterios que recalaron en las bibliotecas universitarias tras las desamortizaciones de las primeras décadas del siglo XIX. Pero, además, Salamanca cuenta con otra importante procedencia institucional, la de los colegios mayores y menores surgidos en torno a la Universidad desde el siglo XV y que, en el caso sobre todo de los colegios denominados mayores –cuatro en Salamanca de los seis que existían en España--, poseían ricas colecciones de manuscritos", explica Margarita Becedas.

Scripta, que cuenta con el patrocinio de las empresas Feltrero División de Arte y Global Exchange, se podrá visitar en la BNE desde el 4 mayo hasta el 4 de junio.