Saltar al menú principal
Saltar al contenido

Nueva colección digital en la BNE: fotografías de circo

11/04/2019
Imagen de The Kaufmann Lady cycle troupe

La Biblioteca Digital Hispánica cuenta desde hoy con una nueva colección destacada que ofrece ya cerca de 250 fotografías de circo, procedentes del fondo Fernández Ardavín - Leonard Parish.

En julio de 2018 se inició la catalogación y digitalización sistemáticas de esta colección, compuesta por cerca de 8.300 fotografías (en su mayoría retratos) que artistas y agentes de múltiples puntos de la geografía mundial enviaron al Circo Price con el fin de promocionar sus números. Las posibilidades de estudio e intereses que suscitan estos materiales son por su naturaleza muy diversos (desarrollo de las técnicas y procesos fotográficos, aspectos biográficos de artistas y fotógrafos, etc.), si bien uno de los valores indudables de esta colección es ser testimonio de la historia del circo y sus protagonistas, así como de su evolución en constante relación con otras artes escénicas.

La colección fue adquirida en 1963 por compra a César Fernández Ardavín, hombre estrechamente unido al mundo del circo debido a su colaboración con el Price en el diseño e impresión de numerosos carteles publicitarios que firmaría como Vinfer. A raíz de esta relación profesional, se desarrolla entre Ardavín y el que fuera director del circo en los años 20, Leonard Parish, una estrecha amistad. A su muerte en 1930, Parish lega a su amigo la colección de fotografías que tanto él como su padre, William Parish, reunieran desde 1880 como directores del Circo Price. Asimismo, en gran parte el ingreso de estos materiales en la BNE se debe a la intervención de Alfredo Marquerie, dramaturgo, ensayista y apasionado defensor del circo, al que dedicó múltiples ensayos y crónicas. Consciente de la trascendencia de la colección de fotografías que su amigo Fernández Ardavín atesoraba, Marquerie le persuade para ofrecerlas a una institución pública y asegurar así su conservación y difusión.

En 1989 se incluye una descripción de esta colección en la Guía-inventario de los fondos fotográficos de la Biblioteca Nacional y, aunque un gran número de fotografías han sido catalogadas bajo demanda desde su adquisición, es en julio de 2018 cuando la catalogación y digitalización de sus fondos se hace sistemática.