Saltar al menú principal
Saltar al contenido

La BNE reabre sus servicios bibliotecarios presenciales el 8 de junio

04/06/2020
Fachada de la BNE

El próximo lunes 8 de junio, la Biblioteca Nacional de España reabrirá sus servicios presenciales, tras haber permanecido clausurados desde el 12 de marzo. Durante este tiempo, la BNE ha hecho un esfuerzo por incrementar su presencia en los diferentes canales digitales, en mantener atendidas todas las vías de comunicación y en adaptar las tareas de gran parte de su personal, que ha continuado desarrollando importantes tareas a distancia.

La reapertura de los servicios bibliotecarios presenciales supone, en cualquier caso, una gran noticia para esta institución en la que se conservan muchos fondos únicos que sólo pueden ser consultados presencialmente.

Los servicios que se ofrecerán a partir del lunes son la práctica totalidad de los que se prestan habitualmente: se abrirán todas las Salas de lectura de la sede de Recoletos (la sala de Alcalá permanece cerrada hasta el 15 de septiembre), se podrán realizar nuevos carnés de usuario así como solicitar reproducciones de documentos (a distancia). Esto supone que será posible consultar todas las colecciones de la BNE, siempre respetando las condiciones que han determinado tanto el Ministerio de Sanidad como el Ministerio de Cultura y Deporte para la prestación de servicios en la fase 2 de la desescalada hacia una nueva normalidad.

En líneas generales, estas condiciones son la necesidad de hacer petición anticipada de los documentos o del carné y esperar a recibir una cita previa para la consulta o recogida del carné, la restricción del aforo al 30% y la limitación de la estancia a la consulta de los documentos solicitados, quedando prohibido el estudio en sala. La BNE ofrecerá estos servicios presenciales en horario de 10.00 a 18.00, estableciendo dos turnos, uno de mañana y uno de tarde, de forma que se permita la entrada de más usuarios, respetando siempre la limitación del 30% del aforo.

Del mismo modo, será necesario respetar las medidas de prevención higiénico-sanitarias que se han establecido para toda la población: distancia de dos metros, uso de mascarillas, higiene de manos, etc. La BNE, por su parte, ha llevado a cabo todas las labores necesarias de limpieza y adaptación de espacios que la situación requiere. Se contará con recorridos diferenciados, mamparas, equipamiento de protección, limpieza de equipos públicos tras su uso, espacios para la cuarentena de los documentos, etc.

Desde la BNE se quiere expresar, por una parte, la alegría por poder abrir de nuevo las puertas a los usuarios y, por otra, el compromiso con la seguridad en el desarrollo de todas sus actividades. Desde este doble sentimiento se ha procurado ofrecer el mayor número de servicios posibles con las mayores garantías. Confiamos en que esta reapertura, con las condiciones señaladas, sea un primer paso hacia la recuperación plena de los servicios de la BNE.