Saltar al menú principal
Saltar al contenido

Un día en Calafell

20/07/2020
Retrato de Juan Marsé

Pocos meses después de ser galardonado con el Premio Cervantes en 2008, la Biblioteca se puso en contacto con él para que eligiese un artista que retratase su imagen para la galería de Premios Cervantes que conserva la BNE en su segunda planta. Marsé, un poco por cumplir y quitarse de encima el encargo, pensó en Gonzalo Goitysolo “más por cariño que otra cosa”, como aclara el pintor.

Y llegó el día acordado, Juan Marsé y Gonzalo se reunieron en la casa del escritor en Calafell y pasaron el día haciendo una sesión de fotos. “Me sorprendió que apareciera de blanco, con sandalias y guayabera, Desde el primer momento estaba incómodo por todo, pero siempre cordial y socarrón”.

Junto a ellos también estaba el perrito, “el perro de Berta”, pero no pudieron hacer que se estuviera quieto ni un momento. “Aproveché otro día a dar un paseo con Berta y el perrito y le hice unas fotos y lo coloqué en el cuadro junto a él. Desde el principio pensé que hacían una buena pareja, me recordaba a ese retrato de Charlot y el niño”. Cuando Gonzalo Goitysolo seleccionó todas las imágenes para empezar a pintar el cuadro mezcló dos imágenes de una postura corporal y la expresión de otra foto. “Tenía un gesto que conduce a otra cosa. Se veía lo socarrón que era por debajo, de una forma muy sutil y quería que esto estuviera en el cuadro. Esa manera de mirar, respetuosa pero en su propio terreno”.

Tras la sesión de fotos “se sintió muy aliviado” y pasaron a comer. “Recuerdo ese día con mucho cariño, habíamos pasado un día en Calafell”.

El resultado final. “Le gustó se quedó muy sorprendido, creo que sus expectativas eran menores. Lo hizo por cariño y finalmente quedó convencido.