Saltar al menú principal
Saltar al contenido

Un año del primer confinamiento, un año desde que la BNE tuvo que cerrar sus puertas

12/03/2021
Apertura BNE 2020

Hoy se cumple un año desde que la BNE tuvo que suspender sus servicios presenciales a causa de la pandemia. Una de las épocas más tristes en la historia de esta institución que nos deja dolorosas ausencias y en la que, a pesar de las duras circunstancias o precisamente por eso, hemos intentado más que nunca aportar luz a través de la cultura, compartiendo con todos vosotros el inmenso patrimonio que alberga la Biblioteca.

Recordamos hoy esa fecha en la que la institución tuvo que cerrar sus puertas a los usuarios. No obstante, la BNE mantuvo sus servicios online y el acceso a sus colecciones digitales a través del Catálogo, la Biblioteca Digital Hispánica, la Hemeroteca Digital y la recolección de la web temática sobre el coronavirus, además de colaborar en la campaña del Ministerio de Cultura #laculturaentucasa. Otras iniciativas surgieron, como es la puesta en marcha el 25 de marzo de la revista "Cuaderno de Bitácora", o ComparteBNE, plataforma cooperativa de recursos y colecciones que obtuvo una respuesta abrumadora.

Esta situación nos ha dado una idea de la gran importancia que tienen los servicios online para el sostenimiento de la cultura y el acercamiento de las instituciones a los ciudadanos, quienes han podido proseguir con sus investigaciones mediante los documentos digitalizados. Prueba de ello, son las estadísticas de visitas a los recursos digitales de la BNE que reflejaban el creciente número de usuarios.

Por otra parte, las exposiciones programadas tuvieron que reprogramarse, como la dedicada a Delibes con motivo del centenario de su nacimiento, mientras que se potenciaban las exposiciones virtuales.

Tras el cierre del 12 de marzo, la BNE volvió a abrir con una ilusión renovada sus puertas el día 8 de junio. Tuvimos que adaptarnos con la implantación de medidas como la necesidad de hacer petición anticipada de los documentos o del carné y esperar a recibir una cita previa para la consulta o recogida del mismo, la restricción del aforo al 30% y la limitación de la estancia a la consulta, instalación de mamparas o el diseño de recorridos diferenciados, para asegurar que la vida en la Biblioteca vuelva teniendo siempre presente las medidas de seguridad. Desde entonces, la actividad cultural presencial como exposiciones, conferencias, mesas redondas o charlas se ha ido recuperando prudentemente, y potenciando y poniendo a disposición del público el streaming de los actos a través de la página web, aparte de ser publicados posteriormente en el canal de Youtube.

Esperamos haber conseguido transmitir renovadas ilusiones y seguir haciéndolo durante muchos siglos más.

Un año después, miramos al futuro deseándoos salud, cultura y esperanza. Hoy volvemos a ver a lectores e investigadores trabajando en las salas de la BNE, a visitantes en las exposiciones y a asistentes en las actividades culturales y nos sentimos felices.

Gracias y bienvenidos de nuevo a vuestra casa.

Información relacionada