Saltar al menú principal
Saltar al contenido

La BNE abre al público el Salón General de Lectura María Moliner con motivo del 12 de octubre

08/10/2021
Sala María Moliner

Con motivo de la Fiesta Nacional del 12 de octubre, la Biblioteca Nacional de España abre al público su Salón de Lectura María Moliner, bautizado así en 2019 en honor de la eminente bibliotecaria, archivera, filóloga y lexicógrafa española, autora del “Diccionario de uso del español”.

Desde las 10 h hasta las 14 h, la BNE dará acceso libre al corazón de su institución, aunque respetando un aforo reducido. Asimismo, está previsto un recorrido accesible para personas con movilidad reducida.

Los ciudadanos subirán por la escalinata central donde, según la tradición, serán coronados como sabios al pasar bajo la corona de laurel que porta la alegoría de España que culmina el frontón de la biblioteca.

Pasearán por el vestíbulo principal para ver, en las vitrinas del Salón Italiano, algunas reproducciones de los fondos que alberga la institución en sus diferentes salas, y entrarán en el Salón General de Lectura María Moliner, uno de los espacios más singulares de la biblioteca.

Además del Salón de Lectura, el público podrá visitar la exposición “75 aniversario del Premio de Poesía Adonáis en Ediciones Rialp”, en la Sala Guillotinas, una muestra que recorre los inicios de la Colección Adonáis, su impulso gracias a Rialp y a los diferentes autores de la casa como Vicente Aleixandre, así como su promoción en el siglo XXI.

Salón General de Lectura María Moliner

La sala tiene capacidad para 308 lectores y conserva el mobiliario y la decoración originaria de 1892. En la reforma de finales del siglo XX se restauraron las pinturas al fresco y se recuperó la claraboya. El techo está decorado con los escudos de los territorios que pertenecían a la Corona de España en el momento de la inauguración del edificio y en las paredes pueden leerse los nombres de grandes figuras de las letras españolas.

Esta sala fue la primera de una biblioteca en España en la que se permitió el libre acceso a los libros situados en las estanterías que la rodean y, en ella, actualmente se consultan las obras modernas que custodia la institución