Saltar al menú principal
Saltar al contenido

Historia de la colección

Ephemera

En el Servicio de Dibujos y Grabados existían una serie de obras con unas características físicas y de contenido similares que, en el año 1991, pasan a formar la colección de Ephemera de la Biblioteca Nacional que se ha ido completando con el fin de reunir una "extensa y variada gama de representaciones gráficas elaboradas con un propósito específico que no pretenden sobrevivir a la actualidad de su mensaje".

Se localizaron, registradas y con signatura de inventario (obras sueltas), de ER y BA (libros), varias colecciones de cromos, cajas de cerillas, calendarios murales, felicitaciones, orlas y un interesante apartado de etiquetas de cajas de pasas y de naranjas de finales del siglo XIX. Sin procesar se encontró una extraordinaria colección de varios miles de cajas de cerillas de las más importantes marcas de fábricas españolas y extranjeras, de una gran riqueza en cuanto a cantidad, temática y técnicas.  

Además, habían ingresado pocos años antes, por compra, una magnífica colección de marquillas cigarreras cubanas y otra de felicitaciones, recordatorios y tarjetas comerciales. En el Depósito General se localizaron y trasladaron varias cajas que contenían hojas y folletos impresos, procedentes de la antigua Sala de Varios, algunos de ellos ilustrados (menús, listas de precios, itinerarios, etc.). Por otro lado fueron localizadas y trasladadas varias colecciones de láminas de recortables anteriores al año 1950, depositadas hasta entonces en la antigua Sección de Literatura Infantil.

A lo largo de todos estos años se ha procedido a la compra de colecciones de Ephemera entre las que destacan: una colección de etiquetas de cajas de cigarros, que reciben el nombre de "habilitaciones", otra de etiquetas de bebidas, ambas pertenecientes a un período cronológico entre 1880 y 1930; una colección de paipais publicitarios de los años 40-50; y una más reducida de libritos de papel de fumar. Posteriormente se han adquirido varias colecciones de cromos de Apeles Mestres, dos álbumes de felicitaciones de Navidad de oficios, otro de invitaciones, programas y carnets de baile y un número considerable de tarjetas con publicidad de productos farmacéuticos de los años 30, 40 y 50 del siglo XX.

También son importantes las donaciones recibidas como por ejemplo una colección de recortables de los primeros años del siglo XX, un álbum de etiquetas de leche condensada correspondiente a la época de la Guerra Civil Española, un teatrito y otros juegos sobre cartulina, estampas devocionales, cajas de cerillas, tarjetas y etiquetas comerciales, etc. Más recientemente se han recibido importantes donaciones de materiales impresos contemporáneos.

En el año 2003 se publica el catálogo "Ephemera. La vida sobre papel" donde se recogen cerca de ochenta mil obras ordenadas según los diferentes tipos de materiales. El catálogo ofrece toda la información respecto a cada uno de ellos: relaciones de contenido, temática, técnicas, ilustradores, editores, talleres de impresión, marcas, fábricas y fabricantes de productos y establecimientos comerciales, empresas y comercios, etc.

La Colección de Ephemera de la Biblioteca Nacional reúne cerca de cien mil imágenes que presentan una gran variedad en cuanto a su tipología, temática y técnica. Cronológicamente se sitúan en un período comprendido entre mediados del siglo XIX y mediados del siglo XX. La clasificación de los diferentes materiales se ha realizado atendiendo al contenido y, hasta el momento incluye: felicitaciones, recordatorios y estampas devocionales, invitaciones, programas, carnets de baile y ofrecimientos de orquestas, almanaques de bolsillo, calendarios murales, paipais, etiquetas y envoltorios de productos comerciales (tabaco, bebidas, perfumería y cosmética, alimentos etc.), cromos, postales y juegos como recortables y teatros de papel. A estos materiales se han incorporado nuevas colecciones de naipes, tarjetas de básculas, facturas y papel de carta, puntos de lectura, etiquetas de productos comerciales, etc.

Entre los autores de estas obras destacan algunos de los mejores ilustradores españoles de finales del siglo XIX y principios del XX: Eusebio Planas, Tomás Gaspar, Apeles Mestres, Ramón Casas, Ricardo Opisso, Gaspar Camps, Luis Labarta, Juan García Junceda, Alejandro de Riquer, José Cusachs, Carlos Ruano Llopis, Arturo Mélida, Manuel Tovar, Jaime Pahissa, José Pla Narbona, José Segrelles, etc.

En cuanto a su temática abundan retratos, caricaturas, figuras alegóricas y mitológicas, personajes religiosos, escenas históricas, obras ilustradas, reproducciones de cuadros, vistas y paisajes, transportes, etc.