Saltar al menú principal
Saltar al contenido

Historia de la Colección

En 1839 François Arago presentó en la Academia de las Ciencias de París la primera fotografía conocida como daguerrotipo, realizada gracias a una novedosa técnica que reproducía un fragmento de realidad con tal fidelidad a esta que parecía que despejaba cualquier duda sobre su objetividad y veracidad.  A lo largo de estos dos centenares de años, la fotografía se ha ido transformando desde un objeto material, como el daguerrotipo, una imagen fijada sobre una plancha metálica, hasta ser una imagen virtual que se visualiza a través de numerosas pantallas, estas fotografías están despojadas de toda naturaleza química, así pues, hoy la mayoría de las fotografías pueden ser en origen algo inmaterial.

La línea del tiempo de la fotografía está jalonada de hitos que por su técnica o por su formato son constante objeto de estudio por los especialistas. ¿Qué empujaba a tantos cambios? Algo sencillo y ambicioso a la vez, por un lado, mejorar la calidad y estabilidad de la imagen final y, por otro, encontrar un sistema que permitiera obtener más copias y así abaratar los costes de producción ya que hasta entones la fotografía era algo considerado delicado y caro. Este es el primer logro: de las fotografías únicas se llega al sistema positivo- negativo que permite multiplicar tantas veces una fotografía como fuera la calidad del material del negativo. De este modo, el daguerrotipo deja paso a los positivos en papel a la sal y estos a los positivos en papel albúmina y, estos a su vez , a los positivos en papel gelatina. Por lo general no se abandona una técnica para abrazar otra más novedosa, conviven en el tiempo, esta será una constante en la historia de los procesos fotográficos.

En los conjuntos de fotografías que ha reunido y sigue incrementando la BNE están representadas casi la totalidad de las técnicas y aplicaciones fotográficas utilizadas por fotógrafos profesionales y aficionados desde los inicios de la fotografía hasta finales del siglo XX.

Sevilla, portada principal del palacio de San Telmo, J. Laurent, ca. 1870

Sevilla, portada principal del palacio de San Telmo, J. Laurent, ca. 1870

La BNE es, sin duda, una institución de referencia para el estudio de la fotografía y de los fotógrafos que trabajaron en España durante el siglo XIX (Charles Clifford, J. Laurent, J. Martínez Sánchez, etc.), también conserva algunas piezas consideradas obras maestras de la fotografía internacional, y además alberga la producción de algunos importantes estudios fotográficos españoles (Calvache, Kâulak, Gyenes, Ibáñez, etc). Por lo tanto, la BNE se puede considerar imprescindible para responder a multitud de preguntas sobre aspectos visuales de diversas ramas del conocimiento.

Con más de dos millones y medio de piezas fotográficas, la BNE está en condiciones de responder a muchas de las preguntas planteadas sobre la historia de la fotografía y sobre la necesidad de encontrar imágenes concretas sobre distintos temas, personajes, vistas etc.

Toda la información sobre temas representados, formación de la colección y piezas destacadas, en la historia del fondo.

 

También te puede interesar