Saltar al menú principal
Saltar al contenido

Noticias bibliotecarias

RDA establece su hoja de ruta para 2020-2021

27/01/2020

El RDA Steering Committee, responsable del desarrollo del estándar de catalogación RDA, ha publicado lo que será la hoja de ruta de RDA para el periodo comprendido entre 2020 y 2022. De esta manera, RDA da por finalizada la etapa de rediseño del estándar en que ha estado trabajando desde 2015. Los trabajos llevados a cabo durante estos años han tenido por objetivo el paso de un código de catalogación a un estándar universal que incorpore no sólo un corpus de reglas de catalogación, sino también instrucciones para la codificación de la información y, sobre todo, el modelado de datos del universo bibliográfico.

Aparte de sus tareas propias como comité responsable de RDA (el desarrollo del estándar y el mantenimiento de su herramienta de consulta, RDA Toolkit), el RSC se ha marcado para los siguientes tres años importantes líneas de trabajo que buscan hacer de RDA un estándar dinámico que se adapte a las necesidades no sólo de toda la comunidad bibliotecaria internacional sino también de otras comunidades relacionadas como las editoriales, los archivos o los museos.

A corto plazo el comité trabajará en el enriquecimiento y perfeccionamiento de RDA Toolkit, añadiendo el texto de RDA traducido a diferentes lenguas y las políticas de aplicación de diferentes instituciones de relevancia. Asimismo, se incorporará durante 2020 un explorador gráfico, algo muy de agradecer en un estándar basado en un modelo de entidad-relación, y se publicará una versión estable de la ontología de RDA Registry. Otras tareas de importancia serán el alineamiento de dicha ontología con el modelo de datos BIBFRAME (el estándar de codificación llamado a sustituir a MARC 21) y la incorporación a RDA Toolkit de aquellos desarrollos que el actual grupo de trabajo de perfiles de aplicación haya considerado necesarios.

En la línea de ampliar la implementación de RDA, el RSC se encuentra ahora mismo en el proceso de establecer una estructura estable de RDA en América Latina y el Caribe, de manera que esta región pueda contar con representación en los órganos responsables de RDA (como ya cuentan Europa, Oceanía o Norteamérica), lo que a su vez permitirá la expansión del estándar en la zona. Un grupo de trabajo dedicado a ese objetivo ha empezado a trabajar mano a mano con el Comité bajo los auspicios de ABINIA, la Asociación de Bibliotecas Nacionales de Iberoamérica. En 2022, por otro lado, comenzará a trabajar con la comunidad archivística para encontrar líneas de desarrollo comunes que faciliten la adopción del estándar más allá de las bibliotecas.

Como apoyo para el cumplimiento de todas estas tareas y objetivos, el RSC prevé crear durante los próximos años diferentes grupos de trabajo como los dedicados al elemento Extensión, a establecer las diferencias entre las entidades Lugar y Jurisdicción, a la entidad Agente colectivo, al elemento Lengua oficial, a las particularidades de las obras religiosas y, finalmente, a encontrar puntos de desarrollo comunes entre bibliotecas y archivos.

La agenda completa de objetivos y tareas se puede encontrar en la página oficial del RSC. 

Información relacionada