Saltar al menú principal
Saltar al contenido

Proyectos y colaboraciones internacionales

Europeana

El portal Europeana actúa como punto de acceso único a millones de recursos digitales de archivos, museos, bibliotecas y colecciones audiovisuales europeas. Más de 2.200 instituciones europeas han contribuido a la creación y desarrollo de Europeana, desde el Rijksmuseum, la British Library o el Louvre hasta archivos regionales y museos locales de todos los miembros de la Unión Europea. De la unión de sus colecciones surgió Europeana, que permite explorar el patrimonio cultural y científico europeo, desde la prehistoria hasta la actualidad.

El proyecto que daría comienzo a la construcción de Europeana, se denominó European Digital Library Network (EDLnet), fundado por la Comisión Europea dentro de su programa eContentplus. El prototipo inicial, primer servicio centralizado y supranacional, se lanzó en noviembre de 2008, y daba acceso a 4,5 millones de objetos digitales de más de 1.000 organizaciones. En 2009 comenzó la andadura de su sucesor, Europeana versión 1.0, que daba acceso a 10 millones de objetos. Hoy, con Europeana versión 2.0, ofrece más de 23 millones, desde un portal multilingüe y multidisciplinar, y sigue creciendo con el contenido aportado por The European Library o por proyectos como el de Europeana Libraries. 

Dada la heterogeneidad de contenidos y dominios presentes en Europeana, muchos esfuerzos se han dirigido en los últimos años a la interoperabilidad y la elaboración de un único modelo de metadatos. Así surgió Europeana Semantic Elements (ESE), que establecía un conjunto de campos Dublin Core junto con otros 12 elementos específicos para Europeana. El nuevo modelo, Europeana Data Model (EDM), está gradualmente reemplazando a ESE, y ofrece más posibilidades de búsqueda y contextualización e información para el usuario, y de interoperabilidad en proyectos con Linked Open Data. 

Alrededor de Europeana han ido surgiendo diferentes proyectos encaminados a promover innovaciones tecnológicas o la agregación de contenidos, entre ellos por ejemplo ARROW, Europeana Regia o Europeana Connect. Además, la integración de los contenidos de The European Library, como agregador de contenido de bibliotecas nacionales europeas, es ya un hecho, y la sinergia entre ambos proyectos cada vez más fructífera.

La contribución de la Biblioteca Nacional de España a Europeana comenzó con una aportación inicial de 10.000 obras y en la actualidad se está llevando a cabo la integración de prácticamente todo el contenido de Biblioteca Digital Hispánica, a través de The European Library.

La Biblioteca también ha participado desde el inicio del proyecto en los grupos de trabajo que han permitido diseñar y dar forma a la herramienta de consulta del portal: metadatos, nivel de descripción de la información, funcionalidades para los usuarios, diseño del sitio y traducciones del portal y notas de prensa han sido y siguen siendo, entre otros, los temas de colaboración de la Biblioteca con el proyecto.

A finales de 2010 y comienzos de 2011 se publicaron tres importantes documentos: el denominado informe del Comité des Sages, titulado The New Renaissance, el Plan Estratégico 2011-2015 y el Plan de Negocio correspondiente al año en curso. En septiembre de 2012 se hizo oficial el Europeana Data Exchange Agreement que, entre otras muchas cosas, aboga decididamente por el Creative Commons Universal Public Domain Dedication. Europeana se integra así definitivamente en la Agenda Digital Europea.

Información relacionada