Toda, Eduardo

Dominio Público

Toda, Eduardo

1852
1941
Lugar de nacimiento
Reus (Tarragona)
Lugar de fallecimiento
Monasterio de Poblet (Tarragona)
Categorías
  • Historiadores y arqueólogos
  • Periodistas

Eduardo Toda i Güell, primer egiptólogo español, diplomático, periodista, sinólogo y lingüista, nació en Reus el 9 de enero de 1855. Su madre, Francesca Güell, lo tuvo a su cuidado sin la colaboración del padre, Eduardo Toda, quien le reconoció como hijo pero nunca ejerció de padre. Este papel, sin embargo, lo llevó a cabo su tío materno, el político y periodista Josep Güell i Mercader, quien estableció con el niño un fuerte vínculo afectivo.

Sus primeros estudios los realizó en las Escuelas Escolapias de Reus. Más tarde, intentó seguir la carrera de Leyes en Barcelona, quería ser abogado, sin embargo, una epidemia de cólera frustró sus aspiraciones. En ese momento, su tío, quien estaba muy bien relacionado con Emilio Castelar, le animó para que se trasladara a Madrid y lo introdujo en la carrera diplomática.

Viajó por toda Europa, especialmente bien dotado para los idiomas, hablaba siete lenguas. Estudió la cultura egipcia, china, filipina y japonesa

Una de sus pasiones sería el interés por los monasterios medievales. Amigo desde la adolescencia de Antonio Gaudí, junto a José Ribera y Sans, proyectaron la restauración del Monasterio de Poblet. Publicó el opúsculo Poblet. Datos y apuntes.

En 1873 se convirtió en diplomático y fue destinado como vicecónsul en Macao, 1876. De ahí pasó a Hong Kong, 1876 – 1878, Cantón y Whampoa, 1878 – 1880, Shanghai, 1880 – 1882. Viajó extensamente por China y Asia Oriental, incluido Japón.

Especialista en numismática asiática, tenía una colección de más de 13.000 monedas, entre ellas 5.000 monedas chinas de época imperial. Parte de esa colección fue adquirida por el Museo Arqueológico de Madrid. Se había convertido en un erudito en culturas orientales y publicaba habitualmente en muchas revistas internacionales.

En 1882 publicó Annam and its minor currency , sobre moneda de Vietnam y ese mismo año retornó a España y se instaló en Reus, localidad desde la que tomó contacto con los protagonistas de la Renaixença.

En 1884 fue destinado como Cónsul General de España en El Cairo. Allí estudió egiptología y entró en contacto con las autoridades francesas que controlaban las actividades culturales en Egipto. Visitó el Museo de Bulak, donde descubrió un manuscrito que confirmaba que la Esfinge es anterior a la época de Keops. Viajó también por Heliópolis, Giza, el Delta del Nilo, el Valle de los Reyes y la Isla Elefantina. Pero será su expedición a Tebas,  invitado para acompañar al profesor Gaston Maspero, director del servicio de antigüedades, la que le dará su lugar en la historia de la egiptología. En febrero de 1886 descubrieron una tumba de Sennedyem, hasta entonces intacta. Se trata de una necrópolis de la ciudad obrera de Deir el-Medina.

Toda es capaz de descifrar jeroglíficos y además conoce la tecnología suficiente para tomar fotografías, por lo tanto, Gaston Maspero le encarga que estudie e inventaríe la tumba. La intención de  Toda es dejar constancia del descubrimiento y lo refleja en diversas publicaciones.

Desde Madrid no ven con buenos ojos que se dedique a estas actividades alejadas de sus funciones oficiales y le piden que regrese, de modo que se ve truncada la trayectoria de un importante egiptólogo: “el gobierno español todavía no tiene buena relación con la arqueología”, según sus palabras.

Toda publicó diversas monografías sobre diferentes cuestiones de egiptología, la más importante A través de Egipto (1889); otra iniciativa fue una serie de publicaciones con el título de Estudios egiptológicos, con la intención de crear en España una publicación permanente que albergase el resultado de posteriores investigaciones.

En 1887 fue destinado en Cagliari (Italia) y allí se interesó por la poesía popular, la antropología del Alguero y descubrió y escribió sobre el pasado catalán de la zona. Más tarde fue enviado a Helsinki pero poco después renunció al cargo y dejó la carrera diplomática. Como experto en convenios internacionales, en 1898 participó como secretario en la comisión que negocia la paz con Estados Unidos.

En 1901 decidió pasarse a la empresa privada y trabajó en Londres para la naviera vasca, Sota y Aznar. Durante esos años, acumuló una fortuna que le permitió comprar el Monasterio de San Miquel d’Escornalbou y decidió retirarse. Sin embargo, el estallido de la Primera Guerra Mundial le impedirá volver hasta 1919. Una vez instalado en Escornalbou desarrolló una vida de erudito y humanista y recibió la visita de los intelectuales de la época. Entre 1927 y 1931 publicó una de sus obras más notable, Bibliografia espanyola d’Itàlia.

Murió en el Monasterio de Poblet, donde se había retirado, en 1941.

 

(Servicio de Información Bibliográfica)

LEER TEXTO COMPLETO
OCULTAR TEXTO

Cronología

1855

Nace en Reus

1884

Cónsul General en El Cairo

1887

Estancia en Alguero

1919

Se instala en el Monasterio d’Escronalbou

1876

Vicecónsul en Macao

1886

Descubrimiento y apertura de la tumba de Sennedyem

1901

Trabaja en Londres

1941

Muere en el Monasterio de Poblet