Las cosas están mejorando: el uso de herramientas tecnológicas basadas en la nube en los flujos de trabajo de gestión de colecciones

Las cosas están mejorando: el uso de herramientas tecnológicas basadas en la nube en los flujos de trabajo de gestión de colecciones
8 de Marzo, 2021

Things are looking up: using cloud-based technology tools in collections management workflows

Kayla L. Kipps & Allison K. Jones

Serials Review, ISSN 1879-095X, Vol. 46, n. 3, 2020, p. 215-223

Entre 2018 y 2019, dos bibliotecarios de las bibliotecas del College of Charleston incorporaron tecnologías basadas en la nube en sus flujos de trabajo de gestión de colecciones. El siguiente documento se derivó de una presentación que prepararon para la Conferencia de publicaciones seriadas de Carolina del Norte de 2020, que iba a celebrarse el 27 de marzo de 2020 en Chapel Hill, Carolina del Norte, pero se canceló debido a la pandemia de COVID-19. La ponencia destaca qué tecnologías en la nube utilizan

y proporciona una visión general de la literatura que se ha publicado sobre la gestión de proyectos y las tecnologías basadas en la nube en las bibliotecas. Incluye una explicación de cómo utilizan cada herramienta, y proporciona ejemplos para configurar cada herramienta en diferentes escenarios para que otros bibliotecarios de gestión de colecciones puedan implementarlos en sus propias rutinas. El documento termina con una exploración de las ventajas y desventajas de integrar estas herramientas en los flujos de trabajo de gestión de colecciones. Aunque los bibliotecarios no se habían preparado para debatir el papel que pueden desempeñar estas tecnologías cuando se trabaja a distancia, ambos consideran que son muy valiosas durante esta época sin precedentes en la que muchos bibliotecarios trabajan desde casa.

https://www.tandfonline.com/doi/full/10.1080/00987913.2020.1806646

Traducción del resumen de la propia publicación

Comentarios

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.