Las oposiciones para las bibliotecas y archivos

Las oposiciones para las bibliotecas y archivos
5 de Agosto, 2022

Carlos Miguel Tejada Artigas

Clip del SEDIC, ISSN 2659-2983, n.84, 2021, p. 25-45

A partir de seis preguntas, se realiza un debate sobre las oposiciones a los cuerpos y escalas de bibliotecas y archivos. Las temáticas que se abordan son: la evolución de las convocatorias de las oposiciones, la pertinencia de los ejercicios y temarios y la formación de los opositores. También se dialoga sobre dos problemas que se dan en los niveles superiores sobre todo de bibliotecas: el número escaso de candidatos que se presentan y el hecho de que muchas de las  plazas  ofertadas  se  queden  desiertas.  Además  del  moderador,  intervienen  cinco profesionales que conocen muy de cerca estos procesos y también se recoge a través de una persona el punto de vista del opositor. Las respuestas de los entrevistados ponen de manifiesto una  valoración  positiva  sobre  el  número  de  plazas  que  se están  convocando  para  bibliotecas  y  archivos  y  una  percepción  general  sobre  la  necesidad  de que los sistemas de selección actuales evolucionen hacia modelos en los que se primen más las competencias y destrezas que los conocimientos memorísticos. Aunque, tal como se señala en una respuesta, a este respecto el margen de acción de los servicios de bibliotecas es más bien pequeño, ya que el diseño de las pruebas corresponde a otras instancias. En segundo lugar, aunque se ponen de manifiesto ciertas mejoras en los temarios de las últimas   oposiciones,   se   aboga   por   seguir   actualizándolos   para   que   tengan   realmente correspondencia con el entorno laboral. A este respecto es imprescindible identificar muy bien los  perfiles  que  se  corresponden  a  cada  cuerpo  y  escala  y  sus  funciones.  Se  sugiere  que  los diferentes  tipos  de  bibliotecas  trabajen  de  forma  coordinada  a  este  respecto  en  el  marco  del Consejo  de  Cooperación  Bibliotecaria.  También  algunas  respuestas  abogan  por  una  mayor profesionalidad  de  los  tribunales  y  una  mayor  transparencia  en  los  procesos.  Se  pone  de manifiesto como algunas instancias ya publican los currícula de los miembros del tribunal y los ejercicios planteados. La formación de los opositores es otra cuestión que se ha debatido. Se considera que el Grado  en  Información  y  Documentación  es  la  titulación  universitaria  más  acorde,  pero  eso tampoco debe suponer que esta titulación solo se enfoque hacia el sector público. Lo que sí que parece claro es que desde la universidad se debe promocionar el empleo público y dar cuenta de sus posibilidades.  Preparadores,  academias  y  asociaciones  profesionales  contribuyen a  esta formación. También algunas respuestas señalan la importancia en los niveles superiores de que el opositor sea quien se prepare los temas dando una visión personal de ellos. Por último, también se ha puesto en evidencia el problema de que en los niveles más altos se  estén  quedando  plazas  desiertas  y  los  pocos  opositores  que  se  presentan,  fenómeno  que sobre todo se dan en las oposiciones para bibliotecas, más que para las de archivos. Para  finalizar  hay  que  constatar  la  importancia  de  esta  temática.  El personal  de  las bibliotecas y archivos públicos se va a renovar en los próximos años y es fundamental un debate en  profundidad  sobre  su  sistema  de  selección.  El  futuro  de  las  bibliotecas  y  de  los  archivos depende principalmente de sus profesionales.

https://edicionsedic.es/clip/article/view/67

Conclusiones de la propia publicación

Comentarios

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.