La BNE agradece a Gustav Henningsen y Marisa Rey Henningsen la donación de una caja de música Polyphon, que se exhibirá en la Sala Barbieri

Adquisiciones
Colecciones
La BNE agradece a Gustav Henningsen y Marisa Rey Henningsen la donación de una caja de música Polyphon, que se exhibirá en la Sala Barbieri
5 de Junio de 2024
Imagen
Fotografía de la caja musical Polyphon

El pasado lunes 30 de mayo visitó la Biblioteca Nacional de España Marisa Rey, viuda del hispanista danés Gustav Henningsen (1934-2023), quien ha donado a nuestra institución diversos bienes de su familia, como libros, discos y una caja musical, que, debidamente restaurada, se exhibe en la Sala Barbieri del Departamento de Música y Audiovisuales.

Dicha caja fue el regalo de aniversario de boda de los abuelos del antropólogo danés. En su interior se desvela el nombre del reproductor de música mecánica, denominado Polyphon. Pertenece al modelo Nº 44D, que fue uno de los más bellos y artísticos que se comercializaron en Europa entre 1890 y 1914. La caja de madera de nogal representa un trabajo de marquetería fina con motivos florales que adornan la tapa. Diferentes molduras y detalles abalaustrados en las esquinas completan el trabajo artístico de la madera. En la parte interior, una estampación de una escena bucólica de niños en un bosque y otros tocando un instrumento musical decoran la tapa superior.

Noticia donación caja musical Polyphon
Caja de música Polyphon

Si bien la BNE contaba con otra caja de música de la marca alemana Polyphon, no cabe duda de que la donada por la familia Hennigsen-Rey es uno de los modelos más bellos que se comercializaron. Por otro lado, la circunstancia de que esta pieza fuera adquirida por el abuelo y haya estado unida desde el origen a sus descendientes, aporta otros vínculos y una historia singular que trasciende la parte más tecnológica del aparato. Con ella, la familia ha donado treinta discos metálicos de un diámetro de 39,8 cm. adaptados para este aparato. En palabras de la familia, esta entrega responde al deseo expresado desde hacía años por Gustav Henningsen, que quería que se conservara definitivamente en nuestra Biblioteca, como signo de aprecio y agradecimiento por la ayuda prestada por sus bibliotecarios –en especial a Ramón Paz- en sus investigaciones dedicadas a la historia de la Inquisición española.

Agradecemos a Gustav y a Marisa este gesto, su generosa donación y que hayan pensado en nuestra institución para que su caja musical sea conservada y disfrutada entre los tesoros de la BNE.