Contenido principal de la página

Miembro desde hace

3 años 7 meses
Nombre
Jaime
Apellidos
Olalla
Enlace permanente

Lector nº 120.943

La nueva Ley de Depósito Legal debe ser motivo de satisfacción para los profesionales y usuarios de la Biblioteca Nacional de España. Pero, una vez dotados de tan importante instrumento, ¿qué hacer para que una Biblioteca Depositaria (como, en el caso de la BNE, la Sede de Alcalá de Henares) no termine convertida en mero almacén de libros de la casa central, y sacar partido a sus colecciones?. Para mí, debe vencerse el carácter sucursalicio impuesto por las circunstancias y explotar su propia potencialidad como Centro de Investigación. Conforme, por lo demás, a las funciones que su propio Estatuto atribuye a la BNE. No sólo apoyo, sino fomento e iniciativa en la Investigación, con fundamento tanto en el volumen y calidad de sus fondos, como en su ubicación en un entorno universitario. En este sentido, creo que la urgente restauración y catalogación de las secciones más necesitadas, es condición previa indispensable para que, seguidamente, la BNE proponga y defina nuevas funciones y usos de una Biblioteca Depositaria, que impliquen por igual a bibliotecarios e investigadores. Un saludo.

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.