RDA

RDA (siglas en inglés de Resource Description and Access) es el nuevo código de catalogación que ha sustituido a AACR2. Durante el trabajo de revisión que inicialmente iba a dar como fruto AACR3 se decidió cambiar totalmente de enfoque y, tras diez años de discusiones, se publicó en 2010 RDA. El cambio de punto de vista viene motivado por los cambios en el entorno tecnológico, y por la percepción de una necesidad de convergencia con otras comunidades e instituciones de memoria como archivos y museos.

RDA se anuncia como un nuevo estándar para describir y dar acceso a recursos, diseñado para el mundo digital. La norma comprende un conjunto de instrucciones que cubren todos los tipos de contenido y de medios. Aunque construido sobre los fundamentos de AACR2 y pensado para las bibliotecas, su objetivo es facilitar la interoperabilidad con otras comunidades afines (archivos y museos), y presentar un modelo flexible y extensible para la representación y captura de metadatos, en un entorno tecnológico cambiante.

RDA se basa en los modelos conceptuales desarrollados en los últimos años por IFLA, particularmente FRBR y FRAD, que suponen para RDA el marco abstracto necesario para poder ser lo suficientemente flexible y adaptable. Un segundo elemento clave es la independencia de esta norma de su implementación o representación específica o codificación, diferenciando entre el registro de datos y su presentación. El foco de RDA está en proveer instrucciones para la especificación de atributos relacionados con las entidades que se describen, y las relaciones entre ellas, separando las características físicas de las intelectuales que conforman los recursos.

RDA es un estándar desarrollado y mantenido por el Joint Steering Committee for the Development of RDA, compuesto por representantes de instituciones fundamentalmente del mundo anglosajón (Library of Congress, American Library Association, Australian Committee on Cataloguing, The British Library, Canadian Committee on Cataloguing, CILIP: Chartered Institute of Library and Information Professionals, y la Biblioteca Nacional de Alemania.

Para cualquier duda o consulta escríbanos a: info.rda@bne.es

Perfiles de aplicación de RDA en la BNE

Perfiles de aplicación de RDA en la BNE Los perfiles de aplicación de RDA en la BNE recogen las directrices y políticas de la biblioteca en su adaptación de RDA. Estas políticas detallan los elementos núcleo, es decir, obligatorios, y orienta las decisiones a tomar en el caso de instrucciones para las que RDA permite diferentes actuaciones, o qué hacer con aquellos otros elementos que RDA califica como opcionales, ya sea por inclusión u omisión.

Por el momento, la BNE ha decidido redactar un documento para cada tipo de material, hasta que toda la tipología de recursos que se catalogan en la BNE tengan su propio perfil. Muchas de las directrices e instrucciones, relativas a elementos comunes, pueden ser, por lo tanto, muy similares en los diferentes documentos, pero cada uno recoge particularidades, elementos y ejemplos de cada tipo de material. Los perfiles han de contemplarse como una política de catalogación completa, es decir, no solamente se recogen los cambios con respecto a la política actual, sino que también figuran otras políticas que son las mismas que las actuales.

Ninguno de los perfiles incluye instrucciones sobre la forma de puntos de acceso o la descripción de las entidades Agente (Personas, Familias y Entidades Corporativas), que se están redactando en un perfil especialmente dedicado a ello.

Los perfiles son un documento en evolución, ya que la práctica diaria, los nuevos modos de edición o la propia evolución de la norma o el formato pueden suponer variaciones en el texto. Por ello, los comentarios de la comunidad bibliotecaria serán fundamentales en el desarrollo y afinamiento de estos perfiles. El buzón info.rda@bne.es está creado para recopilar los comentarios y las dudas que surjan.

Otros documentos de interés

Desde la publicación del primer borrador en 2008 la BNE ha seguido de cerca la evolución de RDA, estudiando en todo momento las ventajas, inconvenientes e implicaciones del nuevo estándar.

Actividades de RDA en la BNE

 

RDA en España
¿Qué bibliotecas utilizan RDA en España? La implementación de RDA en España es un proceso que se encuentra aún en una fase preliminar, como se desprende de las conclusiones obtenidas tras la encuesta realizada por la Biblioteca Nacional de España en mayo de 2014 y en la Jornada de RDA que la BNE celebró con otras instituciones en abril de 2015.

 

RDA en Europa

La respuesta que ha tenido RDA en la comunidad bibliotecaria europea ha sido bastante dispar hasta el momento. Dejando de lado el caso de la British Library, que ha sido parte activa en la redacción de RDA, se pueden distinguir tres grandes grupos de bibliotecas en función de la decisión que hayan tomado respecto al nuevo estándar de catalogación.

  1. Por un lado, bibliotecas que han implementado RDA (o han decidido una fecha y han diseñado un plan de implementación), a pesar de las diferencias existentes con las reglas que utilizaban anteriormente. En este caso se ha intentado minimizar el conflicto entre unas reglas y otras, de manera que esas diferencias entorpezcan lo menos posible la incipiente implementación. Los casos más destacables de esta primera línea son los de Alemania, Austria, Suiza, Holanda, Suecia y Finlandia.
  2. Por otro lado están las bibliotecas para las que han pesado más esas diferencias que el impulso internacionalista del nuevo código. Es el caso de la Biblioteca Nacional de Francia, que no se plantea implementar RDA mientras no se acerquen posturas en aquellas instrucciones en las que la diferencia con las políticas catalográficas francesas actuales parecen insalvables.
  3. El tercer grupo de bibliotecas, el más numeroso de momento, es el de aquellas bibliotecas que se encuentran a la espera de tomar una decisión. Siguen de cerca todo lo relacionado con RDA y trabajan en foros internos y externos que estudian la viabilidad de una posible implementación. En este grupo, con diferente nivel de implicación y en diferente etapa de estudio, se encuentran países como Dinamarca, Noruega, Polonia, Croacia o Turquía.

Las grandes bibliotecas europeas trabajan de manera conjunta en el debate sobre las especificidades de RDA en relación a su posible implementación en bibliotecas europeas en EURIG, Grupo Europeo de Interés en RDA, del que la BNE es miembro fundador.

 

Recursos de formación